RUTA SUGERIDA ISLAS BALEARES

ALQUILER DE GOLETAS TURCAS
7 abril, 2015
ALQUILER DE GOLETAS TURCAS
8 abril, 2015

Alquiler de barcos en Ibiza y Islas Baleares
Desde Andratx hasta el Cabo Formentor toda la franja del litoral mallorquín situada en el noroeste forma una región inhóspita y con relieves escarpados de inigualable belleza. Algunas zonas son de tan difícil acceso que siguen estando despobladas y las antiguas casas situadas en las proximidades de la costa fueron antiguamente abandonadas para siempre.
Tan impresionante paisaje se debe a la abrupta sierra tramontana que se precipita en las aguas turquesas y ofrece de esta manera un verdadero deleite para cualquier navegante que transite por sus aguas.
Navegando desde Palma encontramos el pequeño islote de Dragonera ya pasado Andrax y que marca el comienzo de una de las singladuras más espectaculares que un marino puede disfrutar en el mediterráneo: La costa Tramontana.
Pero durante el invierno y con peligros de temporal o de fuertes vientos del norte, es una costa muy peligrosa y que requerirá de toda nuestra experiencia y atención, pues ninguna cala constituye refugio seguro.

A mitad de camino, encontraremos el puerto de Soller, al que poder acudir si nos sorprendiera un cambio en el estado de la mar. Se trata del único refugio viable en las más de 50 millas que recorren la costa tramontana.

El canal Freu que forma la Dragonera con Mallorca es perfectamente navegable y únicamente debemos prestar atención navegando a vela de los fuertes cambios de viento producidos por la canalización del chorro debido a los acantilados. Pasados este canal o Freu comienza la costa más intacta de Mallorca. Sus cadenas montañosas la han defendido de las invasiones turísticas y solo alcanzaremos a ver pequeñas y distantes casas que no quitan belleza a tan impresionantes acantilados.

Los pequeños promontorios se van sucediendo entre cala y cala formando rincones, algunos protegidos por antiguas torres de vigía otros totalmente inaccesibles salvo por mar. Merece la pena destacar ‘Sa Forada’ una pequeña península con un agujero abierto en su roca de unos 30 metros formando un paisaje singular.

A mitad de camino hasta el extremo norte y tras recorrer una bella ensenada llegamos a puerto Soller, separado de Andratx por 22 millas y 35 hasta Pollença.
Las montañas que rodean a este bello puerto natural son las más altas de toda la isla de la cuales el Puig Major con 1.445 metros representa su mayor cima.
Avanzando hacia el norte encontramos Sa Calobra, un bello rincón para fondear. Si recorres esta parte de la cosa en coche vale la pena atravesar el pasadizo del torrente Pareis que comunica la cala de Sa Calobra con de Pareis.

Rutas sugeridas en las Ilsas Baleares

Avanzando hacia el norte los acantilados y los paisajes son todavía más agrestes y majestuosos.
Encontramos parajes y lugares de ensueño, en los que de hecho se han filmado importantes películas cinematográficas, demostrando aún más si cabe la inigualable hermosura de estos bravíos parajes.

Formas cada vez más imposibles, desfiladeros impracticables se abren como brechas en los acantilados, cuevas, pequeñas calas, y más perfiles inhóspitos se suceden poco a poco hasta alcanzar el cabo de Formentor.
Nos encontramos a pocas millas de la bahía de Pollença que nos aguarda con su ambiente reposado, para ofrecernos unos de los rincones más tranquilos de la isla.

Rutas sugeridas en las islas Baleares

El relieve es accidentado llegando a tener una altura de 172 metros en su poca superficie. El único terreno llano se encuentra donde desembocan todos los torrentes de la isla cerca del precioso puerto natural cuya entrada está marcada por dos faros localizados en el cabo de Llebeig y la Punta de Sa Creueta. A pesar de ser un puerto profundo no debemos confiarnos, pues con vientos fuertes del norte podría convertirse en un lugar complicado, como lo atestiguan los numerosos pecios antiguos hundidos en su entrada.

Rutas sugeridas en las islas Baleares

Un espectáculo en todos los aspectos y verdadero lujo para la navegación; Sus costas, sus aguas, sus rincones, la avifauna, su historia… A sólo 9 kilómetros de la costa de Mallorca se encuentra este archipiélago formado por 19 islas de todos los tamaños, de las cuales la mayor es la Gran Cabrera con unos 11 kilómetros de superficie de los 13 que tiene todo el conjunto

La visita está limitada a 50 embarcaciones que para su fondeo deben utilizar las 50 boyas repartidas en la bahía y que son de distintos colores dependiendo de la eslora de nuestro barco. Blancas hasta 12 metros de eslora, Amarillas hasta 15 , Naranjas hasta 20 metros y rojas para los yates más grandes. En temporada alta solo se puede fondear una sola noche, dos noches para junio y septiembre y hasta 7 días el resto del año. En el muelle solo se puede atracar bajo emergencia o con un permiso militar. Para bucear será necesario la obtención de un permiso adicional y obviamente está totalmente prohibida la pesca en cualquiera de sus modalidades.

Cabrera, Parque Nacional desde 1991 es uno de los más bellos de toda España. Las visitas están restringidas y para su visita es necesario solicitar una autorización a la Oficina del Parque en el 971 725 010, a la Guardería del Parque en el 630 982 363 oal 971 77 1676. En época de verano se recomienda hacerlo con tiempo ya que hay que rellenar varios impresos y suele retrasarse.
Se limita el número de embarcaciones y los días de pernocta. Está prohibido fondear y uno debe
amarrarse a una de las 50 boyas que hay. Durante los meses de Julio y Agosto sólo se permitirá permanecer una noche, dos en Septiembre y en Junio y siete como máximo el resto de la temporada.
Está prohibido navegar dentro de los límites del parque, desembarcar animales, pescar, practicar deportes náuticos y verter cualquier tipo de residuo. Sólo se permite desembarcar por el muelle principal.
La costa es muy accidentada con calas profundas y formas caprichosas que llenan de belleza todo su litoral. La superficie de la isla es de formación calcárea lo que ha facilitado con el paso de los siglos, la formación de numerosas cuevas y abrigos. En sus partes más altas se encuentran yacimientos de yeso y sal gema, y la vegetación está formada por pinos sabinas y algunos arbustos entre los que encontramos el boj y el aladierno.
En ella se pueden contemplar las últimas águilas pescadoras, halcones de Eleonor, gaviotas cormoranes e incluso una especie de lagartija que solo se encuentra en esta isla.

A pesar de contar con una precipitación más baja que la de Mallorca, los 350 mm de lluvias anuales le permiten ofrecer dos fuentes permanentes localizadas una cerca del puerto y otra en la cala Ciola cerca del faro.

Su historia es densa desde tiempos antiguos, como atestiguan los numerosos yacimientos arqueológicos algunos de los cuales datan de antes de nuestra era. Durante el medioevo estuvo sometida a la presión de piratas beréberes. El episodio más terrible data del siglo 19, cuando unos 8.000 prisioneros franceses capturados durante la guerra de la independencia en la batalla de Bailén fueron
abandonados a su suerte en Cabrera. Casos de antropofagia, muertes continuas diezmaron a esta población en una isla que en condiciones optimas solo sería capaz de soportar a una población mantenida de unas 75 personas. En 1814 y tras cinco años de sufrimientos, los 3600 supervivientes fueron repatriados a Francia, y en su memoria se alza un monolito cerca del puerto. Hasta hace pocos años ha sido utilizado como campo de maniobras militares tras su expropiación por el estado en 1916, hasta su reciente incorporación a la lista de parques nacionales.

En la bahía que forma el puerto natural y cerca del castillo que sirvió de penal para los franceses se encuentra un espigón y embarcadero rodeado de algunas construcciones antiguamente militares y ahora restauradas para el uso y gestión del parque.

En Cova Blava (cueva Azul a 500 metros NNW de la cala de Santa María) existe una cavidad muy espectacular y practicable en neumática desde la que se contemplan impresionantes juegos de luces de tonalidades azuladas. Tiene 6 metros de altura y 45 de profundidad.

Pueden hacer una excursión en tierra e ir a visitar el Faro de la Mola, la parte más al sur de la isla como la más alta (200 m. sobre el nivel del mar). En la Mola existe un mercadillo hippie donde podemos encontrar cosas curiosas.

Rutas sugeridas en las islas Baleares

FORMENTERA e IBIZA

Llegada a Formentera a la playa de Ses Illetes una de las más bonitas de todo el mediterráneo.

Cala Sahona, espectacular por la transparencia de sus aguas y por el fondo ideal para todos aquellos aficionados al buceo (necesario gafas, tubo y aletas).

La isla de Espalmador (a medio camino entre Formentera e Ibiza), donde nos damos un relajante baño de barro en sus famosas pozas.

Puerto de Ibiza, un pueblo único, patrimonio de la UNESCO, donde encontrarás la mayor animación de las Baleares

Comida en algún restaurante del casco antiguo de Ibiza. Tarde visita turística por la ciudad, tiendas. Luego salida para conocer la famosa noche ibicenca.
Dejamos el Puerto de Ibiza, nos dirigimos a la playa de Ses Salines, centro neurálgico diurno de la movida ibicenca. Playa mixta, nudista y no nudista, que cuenta con conocidos chiringuitos como Malibú, Sa Trincha, etc.

Cala Jondal, para fondear y pasar allí la noche. Se trata de una preciosa playa con varios chiringuitos. “Es Xarcú” es fabuloso para pescado y el “Blue Marlinâ€?, tiene una oferta más sofisticada
Islote de Es Vedrá, y si la mar lo permite vamos a fondear en su bahía, donde comeremos.

Comments are closed.